CASO PRÁCTICO N°1
Trabajadores de una empresa x en una zona decretada con cuarentena total

En este caso, se aplica la suspensión por acto de autoridad.
Para determinar la prestación a que tendrán derecho, se considerará el promedio de las últimas 3 remuneraciones imponibles anteriores al inicio del acto o declaración de autoridad (cuarentena total).

MES             REM. IMPONIBLE
DICIEMBRE $ 600.000.-
ENERO        $ 500.000.-
FEBRERO    $ 400.000.- 

PROMEDIO: $ 500.000.-

El empleador continuará pagando únicamente las cotizaciones previsionales y de salud; las que se calcularán sobre el 50% de la remuneración que sirve de base para el cálculo de la prestación establecida:

BASE PROMEDIO UTLIZADO         :                $ 500.000.-

50% DEL MONTO                            :                $ 250.000.-

Es decir, si el trabajador se encuentra afiliado a FONASA y AFP HABITAT, el empleador debe pagar por concepto de seguridad social:

FONASA – 7%                                         :                $ 17.500.- sobre $ 250.000.-

AFP HABITATA – 11,27%                          :               $ 28.175.- sobre $ 250.000.-

Para el financiamiento de las prestaciones a que tendrán derecho los empleados, se girarán primero, los recursos de la CUENTA INDIVIDUAL POR CESANTÍA DEL TRABAJADOR, donde el primer mes el porcentaje será de un 70%, segundo mes 55%, tercer mes 45% y así sucesivamente, de acuerdo los porcentajes y meses que se establecen en la tabla del artículo 15 de ley N° 19.728.


CASO PRÁCTICO N°2 La cuarentena total expiró para la zona en que se encuentra la empresa anterior, pero dicha empresa vio afectada su actividad en forma parcial o total.

La empresa por verse afectada, habla con sus trabajadores y firman un pacto de suspensión laboral. Donde ambas partes están de acuerdo.
Se debe dejar por escrito y la forma de operar en el cálculo es el mismo que el ejercicio anterior.


CASO PRÁCTICO N°3 El trabajador de una empresa x pacta con su empleador un convenio de reducción de jornada.

Trabajador ordinariamente tiene una remuneración fija imponible de $600.000.- trabajando 45 horas semanales.
Una vez pactado el acuerdo, su jornada variara un 50% (tope que indica la ley), por ende su nueva jornada será de 22,5 horas semanales.

Por lo que, en atención al pacto, al trabajador le corresponderá recibir:

Remuneración (con la reducción correspondiente) + Aporte del seguro cesantía. 

Para la base de cálculo de la nueva remuneración, se debe considerar el último mes si fuera fija o el promedio de los 3 últimos meses anteriores al pacto, en caso de tener remuneración variable. 

De acuerdo al ejemplo: $ 600.000.- Remuneración imponible fija del mes anterior al pacto.

El 50% correspondería a $300.000.- correspondiente a la jornada reducida en un 50%. Monto de cargo al empleador.

Además, el trabajador tendrá derecho a continuar percibiendo las remuneraciones o beneficios cuyo pago corresponda efectuarse durante la vigencia del pacto, tales como aguinaldos, asignaciones, bonos y otros conceptos excepcionales o esporádicos, y cualquier otra contraprestación que no constituya remuneración de acuerdo con lo dispuesto en el inciso segundo del artículo 41 del Código del Trabajo.

También, durante la vigencia del pacto, el empleador estará obligado a pagar y enterar las cotizaciones previsionales y de seguridad social, correspondientes a la remuneración imponible convenida en el pacto, que en este caso será de $300.000.-

Para determinar, el APORTE O COMPLEMENTO DEL SEGURO DE CESANTÍA, al reducir la jornada de trabajo en un 50%, el complemento del seguro será el del 25%

Ante cualquier duda o consulta puedes contactarnos a través de nuestro chat o teléfono, feliz te ayudamos! 🥰

🤔 ¿Este articulo te fue de utilidad?

¿Encontró su respuesta?